Nuestros servicios:

Economía, Finanzas y Negocios

Economía, Finanzas y Negocios!.

 

 

Luego de conocerse que el sector de construcción de edificaciones residenciales y no residenciales registró una caída de 8,8% en el primer trimestre, lo que llevó a que la economía como un todo avanzara en los tres primeros meses del año menos de lo esperado, registrando apenas 2,8%, el Gobierno lanzó un paquete de medidas con las que busca reactivar esta actividad en el país, la cual no es solo fundamental para el PIB, sino también para la generación de empleo.

Como lo han diagnosticado muchos expertos, la causa del desplome de la construcción está en la vivienda de mayor valor a la de interés social, que presenta un elevado número de unidades construidas, pero sin vender, lo que contrasta con la Vivienda de Interés Social (VIS), cuya dinámica viene en ascenso.

Las medidas oficiales, sin embargo, beneficiarán a los dos tipos de vivienda. La primera consiste en garantizar la disponibilidad de subsidios para la vivienda VIS hasta el año 2024. A eso se sumará un ajuste a los precios máximos de la vivienda VIS, que hoy son los mismos en todo el país, pero que ahora subirían de $112 millones a $125 millones en las ciudades con más de 1 millón de habitantes, donde justamente el costo de la tierra es más elevado.

Una tercera medida consiste en juntar los subsidios de vivienda que otorgan las cajas de compensación con los que da el Gobierno, para que así los hogares beneficiados, que son aquellos con ingresos de máximo dos salarios mínimos, puedan contar con más recursos para hacer el cierre financiero. De esta forma, el subsidio más alto pasaría de 30 salarios mínimos mensuales (unos $25 millones de hoy) a 50 salarios mínimos ($41 millones).

Otra de las disposiciones del Gobierno, que beneficia a la vivienda no VIS, consiste en aumentar el porcentaje del valor de la vivienda que los bancos prestan a los deudores. Actualmente, el crédito es hasta por 70% del precio y la idea es permitir prestamos que cubran hasta 90% del valor de la vivienda. La implicación será que los compradores ya no tendrán que tener 30% de cuota inicial, sino solo 10%. Esto obviamente, será a discreción de los bancos que consideren que el posible deudor cuenta con la capacidad para financiar hasta 90% del valor de su vivienda.

Adicionalmente, se crea un programa de garantías para los compradores de vivienda No VIS, que no cuentan con un respaldo suficiente para acceder al crédito hipotecario. Con este aval, que será provisto por el Fondo Nacional de Garantías (FNG), se les puede subir un poco el valor de la cuota, pero se les facilita el acceso al crédito. Para esto, el FNG tendrá un presupuesto de $650.000 millones. 

El paquete de reactivación incluye también una oferta de créditos blandos para constructores, a través de Findeter, que podrán pedir prestado con una tasa de interés compensada de 200 puntos básicos, es decir, si les prestan a 10%, les baja a 8%.  Esta medida estará vigente por un periodo de 4 años y tendrá un presupuesto de $300.000 millones.

Reacción

En Camacol, el gremio de los constructores, consideran que estos anuncios tienen grandes beneficios por el lado de la vivienda VIS, pues garantizan el cierre financiero para el hogar, reducen el valor de la cuota mensual hasta en 40%, dan libertad a las familias de elegir el proyecto que más les guste y tienen alcance regional.

Le puede interesar: Precio de la vivienda de estratos bajos está disparado

Por el lado de las viviendas de mayor valor, en el gremio destacan que las medidas les sirven a los colombianos que actualmente no tienen acceso al crédito hipotecario, ya que la garantía del FNG mejora su perfil de riesgo, al tiempo que se benefician con la menor necesidad de cuota inicial al financiar hasta 90% del valor de la vivienda.

Sandra Forero, presidenta Ejecutiva del gremio, explica que actualmente hay más de 4.900 proyectos de vivienda a la venta en todo el país, de los cuales 818 corresponden a VIS y más de 2.700 a otros segmentos. “Hoy los colombianos encuentran que 56% de la oferta disponible de vivienda nueva tiene un precio inferior a $360 millones, lo que evidencia una gran oportunidad de inversión que las familias no pueden desaprovechar”, precisa.

 

Fuente: dinero.com

 

#creditovivienda #cuotainicial #viviendavis #inabvirtual #nestorandrade #realstate #fincaraiz #creditos #finanzaspersonales #finanzas

 

 

loading...

 

 

Carlos López y Clara Garzón (*) son de clase alta, pero no lo saben, o mejor, no se sienten así. Entre los dos juntan 11,9 millones de pesos en ingresos cada mes, con los que viven la pareja y sus dos hijos de 8 y 7 años. 

Es decir, que por cada miembro del hogar hay, en promedio, más de 2,9 millones de pesos mensuales. Es un matrimonio de profesionales egresados de universidades privadas de Bogotá y cada uno con especialización en sus áreas de trabajo. Ella trabaja en una multinacional financiera, y él, en una asociación empresarial.

El apartamento en el que viven es de 90 metros cuadrados en una zona residencial estrato 4 de Bogotá, el cual están pagando con una cuota mensual de casi dos millones de pesos. Además, deben desembolsar 700 mil pesos mensuales por administración y servicios, que incluyen agua, luz, teléfono, internet y televisión satelital. Así mismo, para el cuidado del inmueble y otras labores, cuentan todos los días con una empleada a quien le pagan su salario y sus respectivas prestaciones de ley.

Para los hogares como el de los López Garzón –de clase alta– el costo de ocupar la vivienda propia es el que más pesa en la división de 188 rubros de gasto de la canasta familiar. De acuerdo con el Dane, representa el 16,1 por ciento del gasto mensual para este grupo social. Para la clase media, ese renglón sigue siendo el primero, pero baja al 14,5 por ciento, mientras que pagar arriendo sube al segundo lugar. 

Para los vulnerables, los gastos de la vivienda propia se reducen a 12,6 por ciento y bajan al segundo lugar, mientras que pagar arriendo sube al primer lugar, con el 14 por ciento. Y el arriendo es el principal gasto de los pobres, con el 19,7 por ciento.

Para Clara y Carlos, el valor de su mercado oscila entre los 500 y 800 mil pesos mensuales, dependiendo de si hay que comprar productos para el aseo, que por lo general suelen durar entre dos y tres meses. 

“Esas adquisiciones las hacemos en una gran superficie y a la hora de pagar, en lo posible, usamos beneficios o descuentos por el plan de clientes del establecimiento.  Lo único que no adquirimos allí son las frutas y verduras porque en tienda de barrio es más económico y en esto llegamos a destinar 250 mil pesos al mes”, dice Carlos.

Una de las razones por las que un hogar se vuelve de clase alta es que algo tan esencial como los alimentos pasa a representar un porcentaje menor del gasto. En Colombia, los alimentos y bebidas que se compran para llevar, preparar y consumir en casa representan el 8,2 por ciento del presupuesto familiar de la clase alta. En clase media, ya pesan el 15,8 por ciento; entre los vulnerables, el 22,2 por ciento, y entre los pobres, el 23,8 por ciento.

Si bien, para la clase alta, el principal gasto es ocupar la vivienda propia, lo que más diferencia a estas personas del resto de la población es el gasto en el carro. “Para movilizarnos -dice Carlos-, pagamos un carro modelo 2016, para evitar estar en talleres con un carro más viejo, y para esto se va casi un millón de pesos, entre la cuota del préstamo y la gasolina”.

En la clase alta, el vehículo particular es el cuarto mayor gasto, y pesa el 4,6 por ciento en su canasta. En clase media, el vehículo baja al puesto 8, con un peso de 2,4 por ciento. Y entre los vulnerables baja al puesto 23, con un peso de 0,95 por ciento. Entre los pobres está en el puesto 126 en la lista de gastos, con un peso de 0,04 por ciento.

En cambio, el transporte urbano es el tercer gasto de los pobres y de los vulnerables, con un peso de 4,8 y 6 por ciento en sus canastas, respectivamente. Baja al cuarto lugar en la clase media, con 5,2 por ciento, y en clase alta está en noveno lugar, con un peso de 2,5 por ciento.

Además, la pareja desembolsa 3 millones mensuales de los ingresos para los colegios de los niños, incluyendo transporte y almuerzos. Otros 500 mil pesos de los ingresos mensuales de los López Garzón son para pagar la cuota mensual de la tarjeta de crédito, que reconocen les ayuda a tapar faltantes o los gastos de recreación. 

Para optimizar este tema, están pendientes de las ofertas de los bancos para tratar de reducir intereses. Algo similar ocurre con los servicios por suscripción en donde están alerta a ofertas de menor costo, como en el caso de celulares. “Siempre hay que ir mirando de donde se recogen pesitos”, afirma Carlos.

Los salarios y otros ingresos esporádicos que les llegan, les permiten ir a vacaciones a la costa, al menos una vez al año. Los recursos también les alcanzan para salir varios ‘puentes’ a hoteles o centros turísticos cercanos a Bogotá. Y pueden salir a comer a restaurantes y parques con los niños una o dos veces al mes.

De lo que queda de los pagos de alimentación, servicios públicos, salud y educación y gastos generales, intentan destinar una pequeña suma a ahorrar para imprevistos. 

“Por lo que ganamos entre los dos no nos consideramos una familia rica. Ese calificativo sería para quienes puedan tener más de una propiedad libres de deudas varios millones libres al mes. Logramos cubrir las necesidades, pero a veces no obtenemos el ahorro deseado y siempre rogamos que no surjan imprevistos porque al final, todo es plata”, puntualiza Carlos.

El presidente de la firma anáIisis Raddar, Camilo Herrera, Mora, dice que este hogar, aunque la metodología de organismos multilaterales lo ubique como de clase alta, es el típico de clase media en Bogotá. "Es decir por lo menos tiene una deuda hipotecaria y una o dos de consumo y su gasto en obligaciones puede ser del 15 por ciento del ingreso", asevera. Además, también merca en el comercio moderno y las cadenas de descuentos fuertes, como lo hacen los que viven en zonas de estrato 5 y 6.

* Nombres cambiados, por solicitud del entrevistado

MAURICIO GALINDO Y ROLANDO LOZANO
Economía y Negocios - El Tiempo

loading...

 

 

 

El sector inmobiliario es uno de los que más se ha adaptado a los cambios demográficos: en Bogotá el 16% de los hogares son unipersonales y en el estrato 6 casi 46% de las personas viven solas.

Los colombianos respiraron tranquilos con el resultado de la inflación de enero porque, según informó el Dane, este indicador alcanzó una variación del 3,15% durante los últimos doce meses del año. Sin embargo, un rubro hizo mella en los bolsillos de casi la mitad de los colombianos: los costos de alojamiento, arriendo y servicios, cuyo crecimiento fue de 4,51%, es decir 1,36% por encima de la inflación.

En Colombia se calcula que el 44% de las familias viven en arriendo, y por esta razón el comportamiento de los precios de los alquileres y servicios tienen un peso importante en el gasto de los hogares.

Fedelonjas, el gremio que representa a los agentes inmobiliarios en más de 20 departamentos del país, considera que el aumento de este indicador de vivienda por encima de la inflación obedece a que muchos propietarios que durante el último año recibieron sus inmuebles y los volvieron a arrendar pudieron aumentar el valor de los cánones particularmente en los estratos 1, 2 y 3.

La razón tiene que ver con temas demográficos y económicos. En el primer caso, en el país se ha dado un aumento importante en el número de hogares unipersonales, ya sea porque más personas deciden vivir solas o porque demoran más tiempo en hacer sus hogares. Solo en el caso de Bogotá se calcula que ya el 16% de las viviendas son ocupadas por una sola persona.

Por el lado económico, el mejor comportamiento de los arriendos se atribuye a la ley de oferta y demanda pues en los estratos 1, 2 y 3 hay una menor oferta de viviendas frente a una demanda creciente, lo que permite a los propietarios a quienes les han desocupado los inmuebles, arrendarlos a precios más altos de los que tenían con los anteriores inquilinos.

No ocurrió lo mismo con los cánones de los estratos 4, 5 y 6 donde hay una demanda mucho más grande mientras que la oferta no crece a estos mismos ritmos. Eso generó un comportamiento más estable en los precios de los arrendamientos. Sin embargo, en estos estratos existen varias particularidades, de acuerdo con el informe de Fedelonjas, como la nueva conformación de las familias.

De acuerdo con el gremio, que afilia a más de 10.000 inmobiliarias, la demanda de vivienda en arriendo crece para los hogares unipersonales, una situación que es más notoria en grandes ciudades y particularmente en Bogotá donde, por ejemplo, el 46% de los hogares de estrato 6 son unipersonales “debido a que las personas divorciadas se van a vivir solas (y la tasa de separaciones está subiendo) y a que los colombianos se casan cada vez más tarde. También hay más extranjeros llegando a vivir y más estudiantes se van a vivir solos en los primeros trimestres”, dice el informe.

¿Cuáles fueron las ciudades donde más creció el alquiler de viviendas? Para el Dane, en enero las que registraron mayores alzas en los arriendos fueron Popayán con un 0,52%; Medellín con un 0,51%; Florencia con 0,42%; Barranquilla con 0,38%; Cúcuta con 0,32%; Armenia con 0,31%; Valledupar con 0,29% y Cali con 0,27%.

Pero en otras ciudades los aumentos en los arrendamientos tuvieron un comportamiento inferior al promedio nacional, que alcanzó el 0,25%. Estas fueron Pereira con un 0,24%; Ibagué con 0,23%; Bogotá con 0,2%; Cartagena con 0,18%; Pasto con 0,17%; Manizales con el 0,16%; Villavicencio con el 0,15%; Tunja y Montería con el 0,1% y Bucaramanga con apenas un 0,02%.

Peor les fue a los inversionistas en ciudades donde hubo decrecimiento en el precio de los alquileres, entre las que se encuentran Santa Marta, con -0,11% y Ríohacha con -0,07%.

 

La presidente de Fedelonjas cree -sin embargo- que los inmuebles siempre son una buena inversión porque cada vez más colombianos están buscando asentarse en zonas urbanas. “Alrededor de 5 millones de hogares colombianos viven en arriendo en zonas urbanas. Debido a que las familias ya quieren vivir en los extramuros de las ciudades -porque no están dispuestas a sacrificar su calidad de vida ni la de sus hijos- la demanda por viviendas en arriendo es una opción muy rentable y que va en aumento”, asegura Luque.

Además, asegura que a pesar de la lentitud en el comportamiento de la economía del país el año pasado, se han reducido las tasas de vacancia, lo que garantiza la rentabilidad para quienes invierten en vivienda. “Las tasas de vacancia se han reducido en los últimos dos años pues al incrementarse el valor por metro cuadrado fue difícil que el arriendo creciera al mismo ritmo por lo que en 2017 los propietarios habían optado por no subir el canon para mantener a los buenos arrendatarios; no obstante, esa tendencia cambió en 2018 y gracias al incremento de la demanda por vivienda usada el negocio de los alquileres sigue creciendo”, dijo la presidenta de Fedelonjas.

Tomado de: dinero.com

 

 

 

 

 

Las ventas de vivienda han cambiado; ahora, a los clientes hay que 'enamorarlos' con más detalles.

En un entorno en el cual la tecnología y las redes sociales han originado una cultura de la inmediatez; donde la información y las respuestas instantáneas son claves para cautivar a los compradores y donde –además– las cifras del sector de la construcción mostraron un fuerte decrecimiento, el gran reto para los constructores, este año, es cautivar a los futuros inversionistas a comprar vivienda en nuestro país utilizando como herramienta la innovación durante el proceso de la negociación.

En este escenario, saber las características de las nuevas generaciones y comprender la transformación de la familia colombiana es fundamental para el negocio. Los constructores deben conocer el público al que quieren llegar y, así, generar experiencias inigualables de principio a fin para cada segmento de la población. Enfocarse en solo vender un apartamento o una casa, ya no es suficiente. Los clientes son cada vez más exigentes e informados y tienen necesidades e intereses diferentes que hace unos años.

 

Por eso, el equipo de ventas debe estar entrenado a profundidad en temas relacionados con finanzas (créditos, subsidios, tasas), construcción (tipo de construcción, diseños, tendencias, especificaciones técnicas) y sector inmobiliario (ubicación, valorización o renta esperada). Solo así los compradores tendrán la información necesaria para tomar su decisión de compra.

Lo anterior, por supuesto, enmarcado en un sinnúmero de detalles para enamorarlos. Por ejemplo, qué tal lavar el carro del cliente mientras es atendido en la sala de ventas o sortear carros y viajes por referenciar a compradores de proyectos
. O, por qué no, dar como prueba el inmueble por unos días o semanas y ofrecer muestras gastronómicas en los proyectos, junto con chefs renombrados y oulets inmobiliarios. Estos son algunos ejemplos que muestran que vender vivienda ha evolucionado de la mano con los compradores y que si queremos vender, no podemos estar por debajo de estas expectativas de lo que ha evolucionado el negocio en Colombia, en línea con el mundo.


* por Gerente Comercial de Hábitat de los Andes

 

 

loading...

 

 

Establecer su salud financiera será vital para buscar un remedio que alivie su bolsillo. Vea cómo puede hacer un diagnóstico de qué tan ‘enfermo’, financieramente, se encuentra su bolsillo.

Tal y como ocurre con los primeros síntomas de una fuerte gripa, una deuda también puede quitarle el sueño y congestionarlo.

Y es que una obligación sin cancelar puede ser tan intranquilizante como un malestar corporal.

Para identificar qué tan saludables son sus finanzas y si sus deudas se le pueden convertir en una jaqueca, lo primero que hay que hacer es evaluar cuáles son sus hábitos financieros, sus pensamientos y creencias, aspectos familiares y cómo todo esto puede impactar los resultados económicos de una persona.

Según Jairo Forero, entrenador financiero y autor del libro “Por fin libre de deudas”, un diagnóstico financiero es sinónimo de un diagnóstico de la vida de una persona.

“En gran parte su historia, su presente, las personas que le rodean, su mentalidad, educación y múltiples factores, convergen en sus ingresos, ahorros, inversiones, gastos y deudas”, dice Forero.

En otras palabras, si una deuda lo aqueja, hay que identificar en cuál o cuáles de estos aspectos de la vida se gasta demasiado y si vale la pena seguir haciéndolo.

“Comprar excesivamente y gastar dinero en lo que a veces no necesita depende de varios factores como querer impresionar a alguien o gastar más de lo que gana sin pensar qué impactos puede tener esto a futuro. Esto puede ‘enfermar’ sus finanzas”, dice Álex Mejía, coaching empresarial.

Ambos entrenadores financieros coinciden en que el remedio para curar una deuda está en identificar los aspectos negativos de cómo maneja sus finanzas y con base en eso construir el plan y la estrategia financiera orientada a un cambio económico saludable.

“Las deudas son el resultado, el fruto, la consecuencia de una serie de causas. A lo largo de estos 10 años de experiencia, que llevo como entrenador financiero, he identificado alrededor de 75 causas de deudas y problemas financieros. Cada persona o familia presenta un conjunto de 3 causas principales”, dice Jairo Forero.

“La información financiera no sirve de nada si no se interpreta y comprende correctamente”, agregó Mejía.

‘UN ANTÍDOTO PARA LA ENFERMEDAD’

Según estos expertos, lo primero que debe hacer, luego de haber identificado de dónde proviene la ‘enfermedad’, es hablar sobre sus finanzas en su hogar, con su pareja, si es que la tiene.

Aunque no crea, salir de una deuda es más fácil si es una tarea mutua y todos, incluidos los hijos, saben cuál es su estado real.

Además, si es de los que tienen dinero en la mano y lo derrocha en antojos, trate de buscar alternativas que le eviten tener gran cantidad de plata en el bolsillo.

Piense en una transferencia automática mensual, a través de su banco, que le descuente sus obligaciones y con ello evitará también hacer largas filas, en las entidades bancarias.

Priorice las deudas y verá que pronto ese ‘malestar’ desaparecerá.

 

Javier Acosta
@javaco18

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información de perfil

Uso de la memoria

Consultas de base de datos