fbpx

¿Por qué la Lectura Positiva?

En situaciones difíciles, cuando hay problemas, es complicado mantener una actitud positiva que nos permita seguir y salir adelante. Además, no todo el mundo tiene en su vida cotidiana una actitud adecuada frente a las cosas. Y no quiero decir optimismo, sino que me refiero a una proactividad en mantener un tono positivo.

Existen muchas ayudas que podemos utilizar para mantenernos positivos.

Leer algo que nos inspire. Si todas las mañanas dedicamos alrededor de 15 minutos a leer algo motivante, enriquecedor, que nos confiera energía, nuestro día será más proactivo. Repetir lo mismo antes de dormir nos permitirá descansar también con otro ánimo.

Visualizar imágenes positivas. Buscar en revistas fotografías que nos comuniquen positividad. Puede ser un arbol en un paisaje nevado, un acto heróico, un triunfo pasado o algo por lo que lucharemos por conseguir. Podemos poner varias juntas en un mural y fijarnos en él de manera repetida.

Buscar citas o frases que nos ayuden. Cuando me vienen autodiálogos negativos sobre decisiones pasadas, siempre me repito: “a lo hecho, pecho”. Con varias frases como esta evitaremos meternos en espiral de negatividad. “Carpe Diem” es otra de mis frases favoritas.

Observar a los demás. Especialmente a los que sobreviven con adversidades superiores a las nuestras, o a quienes se olvidan de sus problemas para contemplar algo bello, o a los que se ríen un poco de sí mismos…

Pensar que el estado de ánimo es responsabilidad de cada uno. Pase lo que pase, uno puede actuar y sentir como quiere. No nos dejemos llevar. Somos responsables de nuestra actitud.

No se ponga por la mañana “todas las noticias malas que pueda oir por la radio”. Es mejor estar desinformado que tener una actitud negativa. Es mejor oir música que un debate negativo. Desde que comenzó la crisis, yo oigo música. Y hay composiciones “geniales”.Elija también los libros que lee.

Busque a algún modelo de actitud positiva. Algunas personas irradian positivismo, proactividad, ilusión y aceptación de la vida. Dejémonos contagiar.

 

Tomando de Internet... Por: Javier Ortego

loading...