Nuestros servicios:

Contable, comercial, laboral, tributario y legal

 

 

Tratamiento contable y fiscal de los contratos de mandato

 

El día de hoy nos pareció interesante compartir con ustedes este artículo que nos explica el tratamiento contable y fiscal de los contratos de mandato.  Podríamos tenerlo en cuenta y realizar un análisis y analogía con los contratos de mandatos a nivel inmobiliario.

El contrato de mandato, tipificado en los artículos 2142 y siguientes del Código Civil, es un acuerdo por el cual una persona confía la gestión de uno o más negocios a otra, que se hace cargo de ellos por cuenta y riesgo de la primera, a cambio de una retribución pactada entre ambos.

Los artículos 2142 y siguientes del Código Civil tipifican el contrato de mandato y establecen su tratamiento desde el punto de vista legal. En estos contratos, quien encarga el negocio se denomina “mandante”y quien lo ejecuta por encargo del mandante se denomina “mandatario”.

Algunas características del contrato de mandato son:

  • El mandatario es quien desarrolla el negocio, en nombre del mandante. Esto requiere, por ejemplo, que el mandatario manifieste el nombre del mandante en las facturas de venta y en los contratos.
  • El riesgo del negocio es del mandante.
  • El mandatario recibe una remuneración que constituye para él un ingreso gravado con el impuesto de renta, el impuesto de industria y comercio, e IVA. Además, está sujeto a retención en la fuente por cuenta del mandante.
  • El mandatario, al ejecutar el negocio, adquiere las cualidades fiscales del mandante. Esto es, cobra los mismos impuestos que cobraría el mandante, y está sujeto a las mismas retenciones a las cuales estaría el mandante.
  • El mandatario debe elaborar una certificación mensual en la cual le traslada al mandante sus ingresos, costos, impuestos y retenciones generados en la ejecución del contrato.
  • El mandatario debe enviar a la Dian una serie de formatos especiales de información exógena, en los cuales informa todo lo relacionado con sus contratos de mandato; por el año gravable 2018 aplica lo indicado en el artículo 26 de la Resolución 000060 del 30 de octubre de 2017 de la Dian, modificada por el artículo 9 de la Resolución 000045 del 22 de agosto de 2018.
  • Para clasificar los pasivos como “no corrientes” debe indicarse en el contrato una cláusula en la cual se establezca que los dineros aportados por el mandante no serán requeridos en el corto plazo, salvo liquidación del contrato.
  • Se recomienda incluir una cláusula que especifique el procedimiento y la forma de pago en caso de liquidación del contrato de mandato, en la cual se establezca, por ejemplo, que se pueda liquidar mediante la transferencia de títulos valores, inventarios, bienes tangibles, o cualquier otro tipo de activos, en caso de que el mandato involucre la compra, mantenimiento y uso de ese tipo de activos.
  • El Código Civil permite que la compensación (comisión) se establezca antes o después de ejecutar el mandato (ver el artículo 2143). Esto significa que se puede establecer una remuneración al final del período, en favor del mandatario, en cuyo caso este la facturaría al cierre del período, previo acuerdo entre las partes.
  • Si el mandatario adquiere bienes y servicios en virtud del contrato de mandato, solicitará las facturas a su nombre, pero aplicará las retenciones a que haya lugar, teniendo en cuenta las cualidades fiscales del mandate.
  • Si el negocio a desarrollar es la colocación de dinero a interés, el contrato de mandato debe expresar este hecho.

Ejemplo de operación en contrato de mandato

Un mandante firma un contrato de mandato con un mandatario. El mandante le transfiere al mandatario $1.100.000, para que los coloque a intereses en créditos respaldados por libranzas. El mandatario recibirá una remuneración del 10% del valor de los intereses efectivamente recaudados.

Tratamiento contable y fiscal de los contratos de mandato

El mandatario le presta el dinero a un tercero, con una tasa de interés del 2,5 % mes vencido y un plazo de 24 meses. El tercero autoriza que se le pague $100.000 al corredor comercial 4.

Tratamiento contable y fiscal de los contratos de mandato

El mandatario le paga al agente o corredor:

Tratamiento contable y fiscal de los contratos de mandato

El mandatario reconoce los intereses del primer mes:

Tratamiento contable y fiscal de los contratos de mandato

El mandatario recauda el valor correspondiente a la cuota del primer mes:

Tratamiento contable y fiscal de los contratos de mandato

El mandatario le cobra la comisión al mandante, correspondiente al 10 % del interés efectivamente recaudado. Tenga en cuenta que como esta comisión se utiliza para generar un ingreso no gravado con IVA, entonces para el mandante este concepto es un mayor valor del gasto:

Tratamiento contable y fiscal de los contratos de mandato

El mes siguiente el mandante debe pagar la retención en la fuente por valor de $303. Si no tiene efectivo, el mandatario puede prestarle ese dinero con cargo a la cuenta 230501 – Contratos de mandato, para que el mandante proceda a realizar el respectivo pago.

Situación fiscal para las partes a esta fecha de cierre

El mandante debe declarar como un ingreso la suma de $27.500, y puede tomar como deducción en la declaración de renta el pago por honorarios y el IVA facturado por el mandatario, dado que este último cumple con la nueva regla del artículo 115 del ET al no haber sido tomado como descontable en la declaración de IVA.

El mandatario debe declarar solamente sus ingresos propios de $2.750 por concepto de comisión, y sobre este valor calcular y pagar sus impuestos de renta y municipales. El IVA debe ser declarado de acuerdo con las prescripciones del Estatuto Tributario, y se podrá tomar los IVA descontables de sus gastos propios.

Certificación del mandante sobre operaciones en virtud del mandato

El mandatario debe expedir una certificación al mandante, en la cual le informe acerca de las operaciones llevadas a cabo por aquel en nombre de este. Esta certificación se debe hacer mensualmente, pues el mandante necesitará contabilizar sus propios impuestos y retenciones con base en esta certificación.

La certificación deberá contener por lo menos lo siguiente:

———————–

Yo, (nombre del mandario), identificado con (número de documento de identificación) de (lugar de expedición del documento de identificación), en mi calidad de representante legal de (razón social del mandatario), certifico que la entidad mantiene un contrato de mandato con (el nombre del mandante), en virtud del cual se generaron, en nombre del mandante, las siguientes operaciones durante el mes de diciembre de 2019:

  • Ingresos por intereses:                              $27.500

Para constancia se firma en (ciudad) el (día) de (mes) de (año).

————————

Nota: no es necesario incluir las comisiones cobradas, el IVA generado, ni las retenciones generadas en virtud del contrato de mandato, pues el soporte que tendrá el mandante para la contabilización es la respectiva factura emitida por el mandatario.

 
 
 
Por:

CP. Juan David Maya Herrera
Consultor de Estándares Internacionales de Información Financiera

Fuente: Actualicese.com

 

#niif #contable #fiscal #contabilidad #contadorpublico #registrocontable

 

loading...

 

 

Mediante el Decreto 957 de 2019 se dictamina que por ingresos de actividades ordinarias debe entenderse a las ventas brutas que se originan en el curso de las actividades ordinarias de la empresa, como los propios de la operación y los que no sean considerados de inversión o financiación, según el marco de información financiera que aplique la empresa.

El decreto dispone que dichos ingresos de actividades ordinarias se determinarán con base en los del año inmediatamente anterior, con corte al 31 de diciembre.

Certificación de tamaño empresarial

Para acceder a la acreditación del tamaño empresarial, las empresas deberán presentar un certificado mediante el cual constaten sus ingresos. En el caso de las personas naturales, esta certificación debe ser expedida por ellas mismas; mientras que en el caso de las personas jurídicas la certificación estará a cargo del representante legal, el contador o el revisor fiscal (este último, para las empresas que están obligadas a tenerlo, de acuerdo con las indicaciones del parágrafo 2 del artículo 13 de la Ley 43 de 1990).

El Decreto 957 de 2019 también indica que las empresas se encuentran obligadas a registrar el valor de los ingresos por actividades ordinarias anuales en el registro único empresarial y social –Rues–. Y advierte que las cámaras de comercio podrán abstenerse de realizar su inscripción en el registro mercantil, o su renovación, cuando las empresas no hayan cumplido con la obligación de reportar mediante dicho registro la información de sus ingresos ordinarios anuales y su actividad económica.

Criterios de clasificación para las empresas

La clasificación de las empresas se realizará con base en sus ingresos por actividades ordinarias anuales y según el sector en que desarrollen su actividad económica, así:

  • Sector manufacturero
    • Microempresa: ingresos iguales o inferiores a 23.563 UVT ($781.253.000 por el año 2018).
    • Pequeña empresa: ingresos superiores a 23.563 UVT, e iguales o inferiores a 204.995 UVT ($6.796.814.000 por el año 2018).
    • Mediana empresa: ingresos superiores a 204.995 UVT, e iguales o inferiores a 1.736.565 UVT ($57577.549.000 por el año 2018).
  • Sector de servicios
    • Microempresa: ingresos inferiores o iguales a 32.988 UVT ($1.093.750.000 por el año 2018).
    • Pequeña empresa: ingresos superiores a 32.988 UVT, e inferiores o iguales a 131.951 UVT ($4.374.967.000 por el año 2018).
    • Mediana empresa: ingresos superiores a 131.951 UVT, e inferiores o iguales a 483.034 UVT ($16.015.475.000 por el año 2018).
  • Sector comercio
    • Microempresa: ingresos inferiores o iguales a 44.769 UVT ($1.484.360.964 por el año 2018).
    • Pequeña empresa: ingresos superiores a 44.769 UVT, e inferiores o iguales a 431.196 UVT ($14.296.734.576 por el año 2018).
    • Mediana empresa: ingresos superiores a 431.196 UVT, e inferiores o iguales a 2.160.692 UVT ($71.620.010.352 por el año 2018).

A tener en cuenta

  • Una empresa se considerará grande cuando sus ingresos por actividades ordinarias anuales sean superiores a los de las medianas empresas en su mayor rango, según el respectivo sector. Es decir, una empresa se considerará grande en el sector de servicios, por ejemplo, cuando sus ingresos ordinarios anuales sean superiores a 483.034 UVT.
  • En los eventos en los que la actividad económica de la empresa no sea compatible con los sectores anteriormente descritos, para efectos de la clasificación deberá aplicarse lo dispuesto en relación con el sector manufacturero.
  • Cuando la actividad económica de la empresa comprenda más de uno de los sectores señalados anteriormente, y cuando la empresa obtenga ingresos de cada uno de ellos, la clasificación se surtirá con base en el sector económico que presente ingresos más altos.

 

DESCARGAR DECRETO_957_DEL_05_DE_JUNIO_DE_2019.pdf

 

#clasificacionempresas #asesoriacontable #asesoriatributaria #inabvirtual #nestorandrade #empresas #niif

 

 

loading...

Subcategorías

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información de perfil

Uso de la memoria

Consultas de base de datos